Sala de Prensa

22/01/2019

Estuvo detenida en cárcel de hombres Santiago Uno

Corte Suprema reconoció situación vulnerable de mujer transexual y suspendió prisión preventiva

Dos meses privada de libertad en una cárcel de hombres debió soportar Dayira Rodriguez, una mujer transexual imputada de un delito de robo en lugar habitado. Pese a las gestiones previas de la defensa penal pública, sólo fue trasladada luego de sufrir violencia sexual en su contra, tras lo cual se logró un cambio de medida cautelar.

Por Gustavo López Valeria,
Defensoría Regional Metropolitana Sur.

Por tres votos contra dos, la sala penal de la Corte Suprema determinó el cambio de medida cautelar para una mujer transexual que fue imputada por el delito de robo en lugar habitado, luego de que su defensa pública expusiera los graves vulneraciones que sufrió mientras estuvo recluida en un centro penitenciario masculino.

Dayira Rodríguez, de nacionalidad cubana, fue detenida a fines de septiembre del año pasado porque supuestamente había ingresado a cuatro departamentos de un condominip en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, para apropiarse de cremas, un hervidor de agua y shampoo, entre otros objetos, según el parte policial.

Desde un principio, la defensa penal pública de Dayira cuestionó la veracidad de los hechos, en especial porque la mujer presentaba una fractura nasal, contusiones en brazos y un golpe con un objeto contundente en la cabeza.  Según la versión de la imputada, ella había llegado hasta ese lugar contratada para ejercer comercio sexual, en cuyo conteto fue detenida por vecinos dentro del edificio.

En la audiencia de control de detención y formalización se determinaron medidas cautelares distintas a la prisión preventiva, decisión que fue impugnada por la Fiscalía y revertida por la Corte de Apelaciones de San Miguel, que determinó mantener a Dayira en prisión preventiva.

Dada su condición legal como persona con documentos de hombre, fue derivada al Centro Penitenciario Santiago Uno, pese a que según el jefe de Estudios de la Defensoría Regional Metropolitana Sur (DRMS), Mario Palma, “si bien en su identificación ella tiene una denominación de hombre, ella está operada y, por lo tanto, se siente mujer de cuerpo y mente”.

Por lo mismo, se gestionó desde un principio su traslado a una cárcel de mujeres. Según Palma, “Santiago Uno es un lugar que, a nuestro juicio, no era el adecuado para ella, teniendo en cuenta que estamos frente a una mujer, por lo que era necesario dejarla en una cárcel femenina. Se realizan las gestiones para trasladarla al CPF de San Miguel, se solicitaron audiencias de cautela de garantías, en las que se ordenaron exámenes médicos, situación que hizo más lento el proceso. Eso no era necesario, por cuanto eso se podía determinar muy rápido con la asistencia de un médico”, sostuvo el abogado.

DAYIRA, VÍCTIMA Y DENUNCIA
En su presentación ante la Corte Suprema, Mario Palma expuso que a principios de noviembre del año pasado, al interior de Santiago 1, Dayira fue atacada sexualmente por un funcionario de Gendarmería, tras lo cual se hizo la denuncia ante la Fiscalía respectiva y se adoptaron las medidas de traslado del funcionario.

Pese a estos hechos, recién a fines del mismo mes se trasladó a Dayira al Centro Penitenciario de San Miguel, donde actualmente ella se encuentra medicada, "por las consecuencias que se suscitan en una mujer, luego de un ataque de este tipo, las que están señaladas en la jurisprudencia internacional por la Corte Interamericana de derechos humanos, que ha sostenido claramente que hay consecuencias físicas, emocionales y sicológicas”, sostuvo el jefe de Estudios.

Finalmente, el máximo tribunal del país determinó el cambio de medida cautelar de Dayira, quien pudo abandonar la cárcel de San Miguel para cumplir ahora una reclusión total domiciliaria.

  • subir
  • imprimir
  • volver

DPP - Av. Bernardo O'Higgins 1449 Pisos 5 y 8, Santiago - Cód. Postal: 8340518 - Fono: +562 24396800 - Fax: +562 24396890

Desarrollo: Cybercenter