Sala de Prensa

26/12/2018

Adolescentes privados de libertad aprenden técnicas de autocontrol

Antofagasta: el judo como herramienta de autorregulación para jóvenes infractores

Gracias a un proyecto de la Defensoría Regional financiado por el 2 por ciento para deportes del FNDR , los imputados y condenados por Ley N° 20.084 tienen acceso a una práctica que estimula la autorregulación y disciplina en torno al deporte.

Por Julia Arriagada Márquez,
Defensoría Regional de Antofagasta.

Es 24 de diciembre. Queda pocas horas para la llagada de la Navidad. En la ciudad el ajetreo controla las calles y mucha gente se mueve aún preocupada, buscando cumplir con los deseos de sus seres queridos. Sin embargo, en otros espacios sólo se vive un día normal, con rutinas y deberes, a un ritmo en que las horas pasan con habitual lentitud. Es la cárcel y allí lo único que en este día rompe la rutina es la clase de judo, que reunirá a los jóvenes internos en torno al nuevo tatami, un piso especial que impedirá que se golpeen contra el suelo.

Es la primera clase oficial para estos 15 jóvenes condenados que habitan la sección juvenil del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Nudo Uribe, hasta donde llega el monitor de la especialidad, Gabriel Navia, quien cuenta con un nutrido currículo reparando a muchachos altamente competitivos en la disciplina y las artes del judo. Hoy se reunirá con sus nuevos alumnos, todos privados de libertad por errores juveniles.

El encuentro se repetirá por todo enero, tanto en este recinto penal como también en el Centro de Internación Provisoria (CIP) administrado por Sename. Eso, gracias a que la Defensoría Regional de Antofagasta vio en el judo una alternativa de desarrollo de habilidades y herramientas para la autorregulación de los jóvenes privados de libertad, proyecto que obtuvo el financimiento del 2 por ciento para deportes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

En total, son 25 los jóvenes nuevos practicantes: diez en el CIP y 15 en el Nudo Uribe, quienes de la mano de Gabriel Navia aprenderán técnicas de defensa personal y el adecuado uso de la fuerza, además de adscribir a metodologías de enseñanza y desarrollo de la autodisciplina.

“El judo ha ido ganando terreno en el mundo como una efectiva herramienta para mejorar la conducta de los jóvenes y como una opción para que vean en el deporte una alternativa de vida. Hoy es una realidad que mientras más trabajas la disciplina y el autocontrol con los muchachos, es más fácil que ellos se desarrollen como adultos responsables. Eso es lo que se busca, recuperar a estos jóvenes y brindarles una alternativa de vida alejados del delito”, explicó el monitor.

EQUIPAMIENTO COMPLETO
El proyecto se desarrollará durante todo enero de 2019 en los dos centros privativos de libertad que cuentan con internos adolescentes en la región. Para el desarrollo de las clases se adquirió todo el equipamiento necesario, tanto colectivo como individual, por lo cual existen dos pisos tipo tatami y cada joven cuenta con su respectivo uniforme.

“Estamos muy contentos como institución por poder aportar a estos jóvenes una nueva mirada, ya que el judo no sólo es una disciplina deportiva, sino que plantea valores y códigos de vida que sin duda les pueden generar un cambio significativo en su futuro. Creemos en la reinserción de todas las personas y en particular de los adolescentes, porque muchas veces la falta de oportunidades ha sido el motor de su infracción. Confiamos en este cambio”, destacó la Defensora Regional de Antofagasta, Loreto Flores Tapia.

El proyecto tendrá dos cierres oficiales, uno en cada centro de privación de libertad, y en ambos casos se desarrollará una muestra del trabajo y lo aprendido por los jóvenes. Las clases son intensas y se repiten dos veces a la semana, lo que ha requerido una gran preparación física para los jóvenes, quienes reconocen que duermen más tranquilos, han mejorado su concentración y se sienten con más energía.

“Si bien los cambios se ven a largo plazo y mediante una permanente intervención, lo más interesante en esta etapa es que ellos adscriban a las reglas y concentren sus energías en cumplir con la disciplina. Eso es fundamental y les aporta a una nueva mirada de la vida”, concluyó Gabriel Navia.

  • subir
  • imprimir
  • volver

DPP - Av. Bernardo O'Higgins 1449 Pisos 5 y 8, Santiago - Cód. Postal: 8340518 - Fono: +562 24396800 - Fax: +562 24396890

Desarrollo: Cybercenter