Sala de Prensa

24/10/2018

La mujer, representada por la Defensoría, podrá vivir con su hija bajo reclusión parcial nocturna

Interna con cáncer terminal recibió beneficio de indulto particular en la Región del Ñuble

La defensora penitenciaria Paulina Robles explicó que en el caso de María Lagos, el indulto particular consiste en que podrá cumplir el saldo de la pena bajo esta modalidad y con un dispositivo de monitoreo telemático.

Por María Eugenia González I.,
Defensoría Nacional.

Un cáncer terminal a la lengua padece María Lagos Molina (49), quien el 5 de octubre pasado recuperó su libertad luego de que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos le concediera un indulto particular por razones de salud. Con este beneficio, la mujer podrá pasar los próximos meses de vida en su casa, acompañada por su hija.

La defensora penitenciaría Paulina Robles explicó que en este caso, el indulto particular consiste en que María Lagos continuará cumpliendo el saldo de la pena que se le aplicó, pero bajo la modalidad de reclusión parcial nocturna domiciliaria y con un dispositivo de monitoreo telemático.

La abogada agregó que el siguiente paso en materia de defensa será intentar que el control de esta pena sea realizado por Carabineros y no con el dispositivo previsto, ya que por su delicado estado de salud, “la tobillera que tiene actualmente le genera heridas en su cuerpo”.

Respecto de las diligencias realizadas para lograr el indulto, Robles contó que éstas comenzaron en febrero pasado, cuando su representada aún no se encontraba desahuciada. “Lo más complejo fue conseguir los exámenes médicos que acreditaran su diagnóstico”, señaló.

TRABAJO INTERINSTITUCIONAL
Según la defensora pública, para someterse al tratamiento contra el cáncer, María debía trasladarse permanentemente a Concepción, lo que fue deteriorando aún más su estado de salud. “Fue allí que comenzamos hacer un seguimiento generando redes, en particular con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y la Seremi de Justicia y Derechos Humanos Jacqueline Guiñez, quien se unió a este trabajo en agosto para lograr el indulto”.

El Defensor Regional de Ñuble, Rodrigo Flores, valoró la gestión de defensa hecha por la abogada y su equipo en las distintas instancias del proceso, particularmente por el trabajo realizado para generar las redes interinstitucionales necesarias para tener éxito en esta causa. “Esto es fruto de un trabajo conjunto y deja en evidencia que cuando las instituciones trabajan coordinadamente podemos alcanzar cualquier objetivo”, afirmó.   

Antes de recuperar su libertad, la mujer alcanzó a cumplir dos años y siete meses de reclusión en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Chillán (CCP), donde cumplía una condena a 10 años y un día por el delito de tráfico de estupefacientes.

  • subir
  • imprimir
  • volver

DPP - Av. Bernardo O'Higgins 1449 Pisos 5 y 8, Santiago - Cód. Postal: 8340518 - Fono: +562 24396800 - Fax: +562 24396890

Desarrollo: Cybercenter