Sala de Prensa

09/03/2018

En el contexto del Día Internacional de la Mujer

Equipo de la Defensoría de Aysén se reunió con internas de la cárcel de Coyhaique

Entre otros temas, revisaron sus derechos y garantías, lo mismo que su situación al interior de la sección femenina de la unidad penal.

Por Valeska Olavarria G.,
periodista Defensoría Regional de Aysén

La conmemoración del Día Internacional de la Mujer fue la “excusa” para llevar a cabo un encuentro entre representantes de la Defensoría Regional de Aysén y las internas de la Sección Femenina de la Cárcel de Coyhaique.

De esta manera, el Defensor Regional (S), Ricardo Flores Tapia; la defensora penitenciaria Pamela Morales Rubilar y otros profesionales concurrieron hasta la unidad penal para reunirse con las internas imputadas y condenadas, en un espacio de diálogo y retroalimentación sobre las situaciones que enfrentan, tanto desde la perspectiva de sus causas como del encierro al que están sujetas, particularmente de sus derechos y garantías, entre otros temas.

Actualmente la Sección Femenina cuenta con 12 internas, siete condenadas y cinco imputadas. Se trata de un número inusualmente alto para la región, especialmente si se considera que esta sección es de reducido tamaño y no cuenta con un patio adecuado.

MATERNIDAD TRAS LAS REJAS
Cada una de las mujeres que habita esta sección vive una realidad particular, como es el caso de dos mujeres que están en el encierro con sus hijos pequeños. Una de ellas cumple su condena con su hija de un año y medio, quien nació durante su tiempo en prisión. Hoy se prepara para cuando, en junio próximo, deba entregarla a un familiar para su cuidado, ya que en las cárceles chilenas solo los menores de 2 años pueden permanecer junto a sus madres.

Otra interna imputada lleva dos meses en prisión preventiva por una investigación en su contra por microtráfico, medida cautelar que cumple junto a su hijo de un año y medio más una bebé de seis meses. El padre de sus hijos también está en prisión preventiva.

“La situación de estas mujeres y sus hijos nos preocupa sobre manera, ya que la cárcel de Coyhaique, como lo hemos dicho hasta el cansancio, no cumple con las condiciones de habitabilidad para que las personas cumplan condenas o medidas cautelares como la prisión preventiva en condiciones dignas”, comentó el Defensor Regional (S).

En este sentido, Flores señaló que no hay que confundirse: “Una sanción privativa de libertad (o la prisión preventiva) sólo implica la restricción de la libertad. Los demás  derechos de las personas  continúan intactos, entre ellos el de vivir dignamente. Si esto no se cumple, es imposible pensar en la reinserción social o en la rehabilitación de las personas que son encarceladas”, explicó.

Según el directivo, en el caso de los niños la situación es aún más complicada ya que, más allá de los esfuerzos que pueda hacer Gendarmería por cumplir estándares mínimos de dignidad para su estadía en el encierro junto a sus madres, las condiciones estructurales de esta cárcel no permiten garantizarla.

“Es una situación compleja, que estamos tratando de abordar de la mejor manera posible. Como defensa pública estamos realizando todas las gestiones pertinentes en el caso de la mujer que está imputada. Respecto de quien está condenada y viviendo su etapa de puerperio con su hija, estamos apoyándola a través de nuestro programa de defensa penitenciaria”,  precisó Flores.

DERECHOS Y GARANTIAS
La actividad permitió, además, levantar información sobre las necesidades de las internas condenadas  en cuanto a capacitación y actividades de uso del tiempo libre. Además, se les informó sobre los derechos y garantías que las asisten tanto en el caso de las imputadas como de las condenadas.

Cabe señalar que la Cárcel de Coyhaique es la única con sección femenina de la región de Aysén. Hace un año, el Centro de Estudios y Trabajo (CET) Valle Verde habilitó una sección femenina, pero hasta ahora sólo hay dos mujeres cumpliendo la última etapa de sus condenas. A este CET no pueden acceder imputadas ni condenadas calificadas por Gendarmería con conductas regulares o malas.

El CET Valle Verde y la posibilidad de que mujeres puedan cumplir sus condenas ahí es otra de las preocupaciones de la Defensoría Regional: “Nuestras profesionales del programa de defensa penitenciaria están constantemente realizando gestiones para que más mujeres tengan la oportunidad de trabajar y vivir en el CET. Cuando vemos una sección en Coyhaique que es pequeña y en donde las mujeres no cuentan con el espacio necesario, pensamos que el CET es una buena opción y que debe aprovecharse más”, concluyó Ricardo Flores.

  • subir
  • imprimir
  • volver

DPP - Av. Bernardo O'Higgins 1449 Pisos 5 y 8, Santiago - Cód. Postal: 8340518 - Fono: +562 24396800 - Fax: +562 24396890

Desarrollo: Cybercenter