Sala de Prensa

04/10/2017

La Defensoría y la Escuela de Derecho de la Universidad de La Serena

Desarrollan seminario sobre defensa especializada de personas inimputables

La actividad concitó una alta participación de defensores penales públicos, académicos, peritos, profesionales de servicios públicos y alumnos de derecho.

Por Daniel San Martín D.,
Defensoría Regional de Coquimbo.

Un interesantísimo seminario, que abordó los principales aspectos de la realidad de la siquiatría forense en Chile, las diversas patologías y el tratamiento a pacientes portadores de una enfermedad mental, organizaron la Defensoría Regional de Coquimbo y la Escuela de Derecho de la Universidad de La Serena.

Denominado “Defensa especializada de inimputables”, el simposio motivó gran interés de defensores penales públicos, académicos, peritos, profesionales de servicios públicos y alumnos de derecho que repletaron el auditorio de dicha escuela universitaria.

Las exposiciones estuvieron a cargo de dos profesionales expertos del Hospital 'Dr. Philippe Pinel' de Putaendo: el doctor Nathan Arenas, jefe del sistema de psiquiatría forense del recinto, y el abogado Cristian Magnan, asesor jurídico del mismo centro.

La actividad es el resultado del convenio de coordinación y cooperación que en diciembre de 2016 suscribió la Defensoría Regional de Coquimbo con este hospital psiquiátrico, con la finalidad de mejorar la gestión de los casos y la reinserción social de los usuarios de la Defensoría insertos en el sistema de psiquiatría forense de esa institución de salud mental.

PRINCIPALES PATOLOGÍAS
En su ponencia, el doctor Arenas abordó la historia de la psiquiatría forense en el país desde 1552, cuando se fundó la casa Nuestra Señora del Socorro, que inició la atención de 'locos', que eran considerados seres poseídos por el demonio.

El experto dijo que hoy existe una importante preocupación de las autoridades por pacientes con enfermedades mentales, aunque reconoció que aún son pocos los centros especializados a nivel nacional, por lo que es un desafío relevante aumentar la cantidad de camas para pacientes con problemas psiquiátricos severos, tanto con procesos penales como de quienes no han cometido delitos,

“Afortunadamente se están generando camas en recintos hospitalarios generales. Es muy bueno, porque los pacientes tienen acceso más fluido y cercano a sus familias”, puntualizó.

El médico siquiatra explicó que la unidad de siquiatría forense de Putaendo atiende de manera integral a personas portadoras de una enfermedad mental y que han cometido delitos, con el propósito de evaluarlos, determinar su grado de enfermedad, tratamiento y rehabilitación, a fin de lograr su reinserción con la familia o la comunidad.

“Nuestro campo de acción apunta esencialmente al tratamiento de patologías como psicosis, trastornos afectivos, trastornos de personalidad, retardo mental y patología dual”, especificó.

INTERÉS DE LA DEFENSÓRÍA
El abogado Magnan detalló luego que, según la condición del paciente, es derivado a unidades especializadas, lo que considera la psiquiatría forense transitoria, la evaluación de personas imputadas, el cumplimiento de medidas de seguridad (máxima y mediana complejidad), corta estadía y dispositivos forenses.

Luego abordó el procedimiento de imposición de medidas de seguridad de personas exentas de responsabilidad penal, contexto en que explicó que “son declaradas así por tres causales: que el individuo sea declarado 'enajenado mental', que haya realizado un hecho típico y antijurídico y existan antecedentes calificados que presuman que atentará contra sí mismo u otras personas”, explicitó.

Por último, el asesor jurídico del centro médico dijo que por muchos años los hospitales psiquiátricos buscaron concretar alianzas estratégicas con los organismos intervinientes del sistema de justicia penal, con la finalidad de consensuar acciones beneficiosas para personas inimputables, pero sin lograr resultados satisfactorios.

“Desde hace cuatro años, el único servicio que ha demostrado interés y sensibilización en pos de beneficiar la salud y reinserción de los usuarios fue la Defensoría Penal Pública. Hemos firmado importantes convenios de cooperación, como el caso de la región de Coquimbo, que nos permitió desarrollar este seminario”, destacó.

  • subir
  • imprimir
  • volver

DPP - Av. Bernardo O'Higgins 1449 Pisos 5 y 8, Santiago - Cód. Postal: 8340518 - Fono: +562 24396800 - Fax: +562 24396890

Desarrollo: Cybercenter