Sala de Prensa

14/01/2020

Durante las primeras horas de detención

Defensoría implementará plan piloto de defensa penal para detenidos en comisarías

Las unidades de Relaciones Internacionales y de Derechos Humanos de la institución se adjudicaron proyecto de atención especializada en las primeras horas de la detención de las personas, que se realizará en conjunto con el programa para la cohesión social en América Latina EUROsociAL+

Paola Sais Dunner

Periodista

 

El Defensor Nacional, Andrés Mahnke entregó los alcances que tendrá el proyecto de “Diseño e implementación del modelo de atención especializada de la Defensoría Penal Pública en las primeras horas de detención”, que la institución desarrollará en conjunto con el programa para la cohesión social en América Latina EUROsociAL+.

El proyecto fue adjudicado por las unidades de Relaciones Internacionales y de Derechos Humanos de la Defensoría Nacional y tiene por objetivo salvaguardar los derechos fundamentales de las personas durante las primeras horas de su detención. Esto, a través de la presencia de un defensor penal público, previniendo la afectación de los derechos a la libertad personal, la integridad personal y las garantías judiciales.

La iniciativa, además, va a robustecer el control jurisdiccional de la detención e imputación en sede penal, dotando a la defensa penal pública de mayores insumos para controlar el poder punitivo del Estado ante los tribunales de justicia. Esto permitirá asegurar a todas las personas, sin distinción, de una defensa oportuna y de calidad, con prescindencia de su condición social. 

De acuerdo a lo señalado por el Defensor Nacional, este modelo de atención permitirá reducir la brecha de atención que se pueda generar entre las personas según las posibilidades de acceder a un abogado defensor, desde los primeros momentos de su detención.

Agregó que “esto es consistente con los estándares internacionales de acceso a la justicia y en particular, del derecho a defensa técnica, el cual se hace exigible desde las primeras actuaciones del Estado en contra de una persona”.

La iniciativa así busca reducir el impacto que genera la detención y posterior privación de la libertad en un recinto policial, previo al traslado -en los casos que proceda- al control jurisdiccional de la detención, el que se erige como un evento crítico en las posibles afectaciones a los derechos de las personas en esa situación.

El modelo se desarrollará durante los próximos dos años y constará de las siguientes etapas: diseñar un plan que otorgue cobertura efectiva de la defensa penal en las unidades policiales donde se encuentren las personas detenidas en el contexto de la comisión de un delito; la implementación de un plan piloto de atención de defensa penal en las primeras horas de la detención y su posterior evaluación con miras a delinear un plan de alcance nacional.

 

 

 

 

  • subir
  • imprimir
  • volver