Sala de Prensa

25/01/2019

Columna de opinión:

Prisión preventiva e inocentes

El siguiente artículo, publicado en el diario La Estrella de Arica, fue escrito por el Defensor Regional de Arica y Parinacota, Claudio Gálvez Giordano.

Por Claudio Gálvez Giordano,
Defensor Regional de Arica y Parinacota.

Hace pocos días se publicó en La Estrella de Arica la noticia de un chofer de colectivo que fue declarado inocente por la justicia, tras haber pasado casi 300 días privado de libertad, perder su empleo, y vivir junto a su familia una verdadera pesadilla que trastocó su vida para siempre. 

A él se le acusó de un tráfico de drogas del que nunca supo, pues actuaba como chofer para una tercera persona, que se había granjeado su confianza tras haberlo trasladado varias veces en diversos viajes. No había pruebas en su contra. El dueño de la droga siempre declaró que el chofer no tenía nada que ver, pero lo mantuvieron privado de libertad durante toda la investigación y hasta el juicio en que se declaró su inocencia.

El uso excesivo de la prisión preventiva es uno de los grandes problemas de nuestro sistema procesal penal. Hace pocos días, en el contexto del Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en que se revisa la situación de dichos derechos en los estados parte de la ONU, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) entregó un informe alternativo, en el cual se denuncia que existe un uso desproporcionado del mecanismo de la prisión preventiva, destacando que el 47 por ciento de las personas privadas de libertad está a la espera de juicio.

Es decir, casi la mitad de los presos están ahí antes de que una sentencia se pronuncie sobre su culpabilidad, y mientras teóricamente se les presume inocentes.

El citado informe concluye solicitando que se restrinja este abuso de la prisión preventiva. El actual proyecto de reforma al Código Procesal Penal preparado por el gobierno discurre por esa vía, tras comprobarse empíricamente que el camino transitado por las sucesivas reformas y 'agendas cortas' de estos últimos años no ha producido ninguno de los resultados esperados en cuanto a disminución de la delincuencia.

Por el contario, han exacerbado los problemas, duplicando en una década la cantidad de personas en prisión preventiva (15 mil en 2006, más de 30 mil en 2017) y, como consecuencia, duplicando también la cifra de inocentes privados de libertad.

  • subir
  • imprimir
  • volver

DPP - Av. Bernardo O'Higgins 1449 Pisos 5 y 8, Santiago - Cód. Postal: 8340518 - Fono: +562 24396800 - Fax: +562 24396890

Desarrollo: Cybercenter